emigrandoentremares

Proyecto colaborativo internacional sobre los movimientos migratorios a lo largo del s. XIX y XX entre Argentina y España. Colegio Norbridge (Buenos Aires) – IES de Sabón (Arteixo)

La Lucha Social: La Huelga de las Escobas

FUENTE IMAGEN: http://pixabay.com/

FUENTE IMAGEN: http://pixabay.com/             

La huelga de los inquilinos tuvo su origen en las pésimas condiciones de vida de los conventillos.

Las rentas altas en relación a los jornales, las habitaciones con poca ventilación, algunas no tenían ni siquiera ventanas  albergaban a familias de hasta diez personas. Las autoridades locales, municipales o nacionales, aún reconociendo el problema poco o nada hicieron por resolverlo, a pesar de su magnitud: el Censo de 1904 registraba en Buenos Aires 2.462 casas de inquilinato sin baños o con un único baño para todos sus habitantes.

http://www.migraventura.net/sabias-que/huelga-escobas

Cada conventillo contaba con un reglamento interno que, entre otras condiciones, imponía frecuentemente la prohibición de lavar ropa, recibir huéspedes, tocar instrumentos musicales o mantener animales o niños en las habitaciones. El encargado se atribuía el derecho de inspeccionar las piezas a cualquier hora y cerrar la vivienda cuando se le ocurriera. Cualquier infracción servía como excusa para el desalojo.

Esta situación no fue aceptada pasivamente y en el año de 1907 se desató la mayor huelga de inquilinos en la historia de la Argentina: la «huelga de las escobas».

PROTAGONISMO FEMENINO

El gobierno de la ciudad anunció un aumento de los impuestos para el año siguiente. Los propietarios y arrendatarios de viviendas trasladaron el
problema aumentando el monto de los alquileres. Los habitantes de un conventillo de la zona Sur se declararon en huelga, rehusando pagar. Rápidamente el conflicto ganó otras barriadas populares con tres consignas básicas: 
reducción de alquileres en un 30%, mejoras en las casas y garantía contra el desalojo. Pese a los juicios de desalojo, casi mil conventillos se adhirieron a la medida. La huelga de inquilinos, un movimiento netamente popular con fuerte protagonismo de inmigrantes, halló eco en todos los sectores sociales y políticos.

http://www.migraventura.net/sabias-que/huelga-escobas

Las mujeres fueron protagonistas, aún cuando por estos años su participación en la vida política o gremial no era frecuente: amenazaron a los propietarios con tirarles agua hirviendo y cumplieron esta amenaza sobre los militares y oficiales de justicia que acudían a notificar de los desalojos por falta de pago. Enfrentaron a la policía con palos y otros objetos y sumaron a niños y niñas en la movilización llevándolos de la mano y portando escobas como símbolo, ya que se trataba de barrer la injusticia.

http://www.migraventura.net/sabias-que/huelga-escobas

Pioneros de este inusual movimiento de resistencia, uno de los más importantes en los comienzos de la centuria, fueron tres conventillos ubicados en la misma cuadra de la actual calle Ituzaingó (279 al 325) en los que residían aproximadamente 130 familias. La protesta se extendió a Barracas, San Telmo, Socorro y Balvanera: casi el 80% de los conventillos de la ciudad se adhirió al movimiento. Buena parte de la prensa apoyó a los huelguistas. En un inquilinato la intervención de la policía dejó un muerto y varios heridos. Al término de un mitin, avanzaron en manifestación hacia la Avenida produciéndose otro enfrentamiento sin víctimas para los huelguistas, con fuerzas de seguridad. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Información

Esta entrada fue publicada el 11/11/2013 por en - LOS CONVENTILLOS PORTEÑOS.

Navegación

Contador de visitas y estadísitcas