enfemeninoplural

Proyecto Colaborativo de Educación Secundaria de Adultos (ESA) & Formación Profesional

LA MUJER SEXUALMENTE LIBRE EN LA NOVELA ” INSOLACIÓN”

insolacion-emilia-pardo-bazan-ed-bruguera_MLA-O-142110655_1846

La novela INSOLACIÓN  de Emilia Pardo Bazán esconde un supuesto affaire en torno a la aventura fugaz de Pardo Bazán con José Lázaro Galdiano cuando coincidieron en Barcelona en la Exposición Universal de 1888. Las excursiones por la costa, el verano y el calor parece ser que favorecieron el romance.

 Como en esos años la autora gallega mantenía una relación estable con Galdós, el escritor catalán Oller comentó a Galdós el flirteo de la Pardo a Galdós desconociendo su relación y dando lugar a un carteo entre ambos amantes con reproches y disculpas por parte de uno y otra. Esa documentación aún se conserva hoy en día y ha sido recientemente recopilada y publicada.

En esta obra doña Emilia apuesta por la mujer  libre de compromisos, un poco siguiendo la estela de su propia vida: casada apenas una niña, madre muy joven y con la suficiente fuerza interior vital para aceptar la responsabilidad que conllevan decisiones que van contra la moral establecida en su época. Ella misma fue una pionera en su tiempo y dio ejemplo con su propia vida de mujer independiente y resuelta que decide sobre su propio destino, aunque no podemos olvidar que en su caso era un poco más fácil hacerlo debido a su privilegiada posición social.

Es interesante señalar una de las escenas más destacadas quizá por ser la más atrevida de toda la novela. Tiene lugar al final, cuando la protagonista Asís exhibe ante el mundo las relaciones prematrimoniales mantenidas con su amante Diego Pacheco.

La escena  supone un enfrentamiento frontal con los prejuicios sociales. El atrevimiento de Asís y de la autora, sus posturas rompedoras son un desafío social en favor  de la liberación de la mujer. 

 Asís, despeinada, alegre, más fresca que el amanecer, abre de par en par, sin recelo o más bien con orgullo. […] los dos se asoman [a la ventana], juntos, casi enlazados, como si quisiesen quitar todo sabor clandestino a la entrevista, dar a su amor un baño de claridad solar y a la vecindad entera parte de boda…  (Insolación: 171)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Información