enfemeninoplural

Proyecto Colaborativo de Educación Secundaria de Adultos (ESA) & Formación Profesional

DOÑA EMILIA: “EL VIAJE COMO AGENTE DE CULTURA”

Fuente: http://pixabay.com/es/torre-eiffel-par%C3%ADs-francia-hito-165371/

Fuente: http://pixabay.com/es/torre-eiffel-par%C3%ADs-francia-hito-165371/

 

Doña Emilia escribió varios libros de viajes sobre diferentes ciudades y crónicas sobre eventos como una Exposición Universal. Buena parte de estas crónicas fueron escritas in situ, bien sea como cartas, o como crónicas que la autora remitía los periódicos para dar cuenta de los acontecimientos de su tiempo (Mi romería, Al pie de la torre Eiffel, Por Francia y Alemania, Por la Europa católica)

Como en otros aspectos de su vida y de su obra, también en viajar fue Emilia Pardo Bazán pionera.

«Europeicémonos, en las actuales circunstancias, nada mejor que ponernos en contacto con Europa»

Eran los tiempos del desastre del 98, de la crisis intelectual y de identidad en España, por ello “enemigos literarios” como Clarín le achacan “misogalia” (es decir, odio a todo lo francés) .

Como ya estamos acostumbrados a ver , sus contemporáneos no ven con buenos ojos sus artículos a no ser que hable de «Cacharros, muebles, encajes, joyas”, como ella misma dice con sorna.

Las páginas de estos libros están llenas de reflexiones personales de la autora,  ya que creía que «el viaje escrito es el alma de un viajero». Por otra parte, Emilia creía firmemente en las propiedades del “viaje como un agente de cultura”.

Recorrió varios países de Europa: Francia, Italia, Alemania, Imperio Austro-Húngaro, Holanda, Bélgica, Portugal, Suiza…

De París dirá:

 “ Para el mozo sano y fuerte es el placer vedado; para la dama ele­gante es el ombligo de la moda y para los que amamos las letras y el arte es la Meca donde rutilan los santones de la novela y el drama” (…) “Con la Torre Eiffel están que no caben en su pellejo los franceses. Todos los demás monumentos les parecen enanos y raquíticos. Pero, en mi entender, el hierro no conseguirá nunca la majestad y dignidad de la piedra.”

Define Nuremberg como …

“una ciudad “original” y “peregrina”. “Compite con nuestro Avila en conservase lo mismo que si no hubiese corrido el tiempo desde la Edad Media. Pero Nuremberg es también un pueblo que tiene vida moderna, industria, burguesía, comercio…”

Este libro de Viajes por Europa, incluye Mi Romería, de 1888Al pie de la torre Eiffel y Por Francia y por Alemania, de 1890, y la mitad en la que habla de Bélgica, Portugal y Francia de Por la Europa católica, de 1902.

Son libros que en su momento E. P. B. publicó como recopilación de “cartas” o crónicas de corresponsal que había escrito para los periódicos El Imparcial, La Nación (de Buenos Aires), y otros, durante el viaje a Roma en la peregrinación organizada en tren para asistir al jubileo de León XIII, o durante los largos meses de la Exposición Universal de París de 1889, (cuando se erigió la Torre Eiffel y la gran Galería de las Máquinas), o los recorridos de investigación sobre la política de los gobiernos católicos en los Países Bajos.

Doña Emilia demuestra sus fenomenales dotes de observación y memoria y su enorme capacidad de trabajo narrando lo que ve y oye en los trenes, los hoteles, los paisajes, las ciudades europeas -Barcelona, Amberes, Munich, Núremberg-, los centros de peregrinación católica, los cementerios famosos, las obras de arte, la vida callejera, las comidas, las fiestas folklóricas, los pabellones de los distintos países de la Exposición, los espectáculos -toros en París, circo, conciertos, fuentes y fuegos artificiales-.

Opina, haciendo su retrato a la vez, de personajes de las letras (Hugo, Goncourt, Zola, Eça de Queiroz, Pérez Galdós, Valera, Zorrilla, Leopardi y otros muchos), de la política (Don Carlos, Boulanger, Carnot, el rey de Italia, el Kaiser, el Sha de Persia), o de los espectáculos (Sara Bernhardt, Búfallo Bill).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Información