emigrandoentremares

Proyecto colaborativo internacional sobre los movimientos migratorios a lo largo del s. XIX y XX entre Argentina y España. Colegio Norbridge (Buenos Aires) – IES de Sabón (Arteixo)

Prostitución y emigración

http://www.ensegundos.net/

http://www.ensegundos.net/

En Argentina, a pesar de la indignación social y la actual visualización del tema, hacia fines del siglo XIX y mediados del siglo XX, la prostitución fue legal (1875-1955). Buenos Aires era tristemente conocida como “un tenebroso puerto de mujeres desaparecidas y vírgenes europeas secuestradas que se veían obligadas a vender su cuerpo y a bailar el tango”

Después de 1875, una mujer pobre y que careciera de empleo era pasible de ser acusada de inmoral, multada o arrestada. Pero por supuesto, no podía obligarles por eso a registrarse como prostituta. Una vez declarada su ocupación de forma oficial, era custodiada por la policía y por los funcionarios de la salud. Las mujeres empezaron a ser eliminadas de los empleos vinculados al comercio, debido a las ordenanzas contra la prostitución que comenzaron a implementarse en cafeterías, por la presunción de que esos locales operaran como burdeles clandestinos.

http://blogs.elpais.com

http://blogs.elpais.com

Eran consideradas clandestinas aquellas mujeres que cometían alguna de las siguientes irregularidades:

a) No vivir en la casa de tolerancia.

b) Ejercer la prostitución sin estar inscrita en los registros de la Asistencia Pública.

c) Ejercer la prostitución en burdeles no autorizados

d) Abandonar la casa de tolerancia sin dar cuenta previamente a la Asistencia Pública acerca de la situación.

La reglamentación, que adolecía de muchos defectos, seguía ordenando que las prostitutas debían ser mayores de 18 años, a no ser que probaran que antes de esa edad se habían entregado a prostitución.

La compra y venta de mujeres europeas para su explotación en los prostíbulos de Buenos Aires, el tráfico clandestino y la llegada de estas jóvenes que, conscientes o no de su futuro, eran seducidas con la promesa cierta de vivir en una de las ciudades más prosperas de aquellos días, fue para muchos una inagotable fuente de ingresos económicos.

http://www.educacioncontracorriente.org

http://www.educacioncontracorriente.org

Los precios que debían pagar eran cinco o diez veces superiores al valor real, y las deudas que siempre mantenían con la casa se utilizaban como otro instrumento de retención. Permanecían encerradas todo el día, y si salían de paseo una tarde al mes, era bajo vigilancia de la regenta o un supervisor. Si alguna se negaba a aceptar estas condiciones, era castigada o vendida a otro prostíbulo de menor calidad en el interior del país.

Las condiciones en que vivían estas mujeres eran ciertamente inhumanas. Eran compradas y vendidas al antojo de sus explotadores. Al llegar se les hacia firmar un contrato por el que se comprometían a pagar el viaje, la ropa, la comida, la pieza y todo aquello que recibían.

http://www.vivirconinsuficienciarenal.com

http://www.vivirconinsuficienciarenal.com

El peligro del contagio venéreo que pudiera propagar la prostituta a pesar de los controles médicos a que debía someterse regularmente y que era el principal fundamento de la reglamentación se reemplazó con la obligación municipal de proporcionar asistencia gratuita a toda persona afectada por enfermedades venéreas. 

Un comentario el “Prostitución y emigración

  1. Antonio Sánchez
    octubre 5, 2015

    Conocido el tema de la explotación sexual de la mujer más o menos ¿voluntaria? (¿diferencias entre las frangertinas y las polaquitas?) en la obra de Albert Londres para el caso francés o de Larry Leví con el aterrador mundo de la Migdal, la Varsovia, la Aschkenasum, ¿hay algo publicado sobre la prostitución entre la colonia española?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Información

Esta entrada fue publicada en mayo 22, 2014 por en - MUJERES Y EMIGRACIÓN y etiquetada con , , .
Contador de visitas y estadísitcas