doñaemiliaenfemeninoplural

Trabajo Interdepartamental por Proyectos del aula de Educación Secundaria de Adultos. “No se educa a la mujer sino que se la doma…Cuando se cambie esto, la humanidad entera evolucionará.” Doña Emilia Pardo Bazán

FEMINISMO EN EMILIA PARDO BAZÁN: LA EDUCACIÓN DE LA MUJER

Fragmentos que muestran la defensa de la  mujer y del  feminismo de Doña Emilia

Fuente:http://www.freestockphotos.biz/

Fuente:http://www.freestockphotos.biz/

 “La educación del hombre y de la mujer. Su relación y diferencias”. (Memoria leída en el Congreso Pedagógico el día 16 de octubre de 1892)

 (…) – para hablar en lenguaje libre y llano -la mujer es tanto más apta en su providencial destino cuanto más ignorante y estacionaria, y la intensidad de educación, que constituye para el varón honra y gloria, para la hembra es deshonor y casi monstruosidad.


(…) No quiero insinuar, señores, que haya existido vasta conjura de un sexo para sujetar al otro; (…) con harta razón, dijo Stendhal, que la educación de la mujer parece elegida a propósito y hecha de encargo pare labrar su desdicha.


(…) Suplico a los que me oyen que me presten ahora más que nunca benévola atención. …Desgraciadamente, en España, la disposición que autoriza a la mujer para recibir igual enseñanza que el varón en los establecimientos docentes del Estado, es letra muerta en las costumbres y seguirá siéndolo mientras se de la inconcebible anomalía de abrirle estudios que no puede utilizar en las mismas condiciones que los alumnos del sexo masculino…

(…) Señores, a veces es necesario llamar a las cosas por su nombre: las leyes que permiten a la mujer estudiar una carrera y no ejercerla, son leyes inicuas.


(…) Aspiro, señores, a que reconozcáis que la mujer tiene destino propio; que sus primeros deberes naturales son para consigo misma, no relativos y dependientes de la entidad moral de la familia que en su día podía constituir o no constituir; que su felicidad y dignidad personal tienen que ser el fin esencial de su cultura, y que por consecuencia de este modo de ser de la mujer, está investida del mismo derecho a la educación que el hombre, entendiéndose la palabra educación en el sentido más amplio de cuantos puedan atribuírsela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Información