doñaemiliaenfemeninoplural

Trabajo Interdepartamental por Proyectos del aula de Educación Secundaria de Adultos. “No se educa a la mujer sino que se la doma…Cuando se cambie esto, la humanidad entera evolucionará.” Doña Emilia Pardo Bazán

SOFÍA CASANOVA: «LA POLACA GALLEGA»

 

Fuente: imagen en dominio público

Fuente: imagen en dominio público

 Sofía  Casanova vive en Polonia por motivo de su boda con un diplomático polaco y el trabajo de su marido la hará viajar por muchos países europeos y llegar a dominar  ocho lenguas.

Esta actividad por toda Europa le va a permitir también vivir acontecimientos como la lucha de las sufragistas en Inglaterra, el desarrollo del sindicalismo, la formación del Partido Bolchevique en la Rusia zarista y, sobre todo, las dos guerras (la Primera y la Segunda Guerra Mundial) y la persecución de los judíos por el régimen nazi en el gueto de Varsovia.

En su lucidez de mujer comprometida con su época y también para poder alimentar y sufragar las necesidades de ella y de sus hijas, no sólo hará crónicas sino que opinará en cada uno de estos episodios de la historia europea de la primera mitad del siglo XX, a cuyo objeto colabora en periódicos como La Época, El Liberal, El Mundo, El Imparcial de Madrid; en la revista Galicia, en otras publicaciones gallegas y en prensa internacional como la Gaceta Polska y el New York Times.

Desde Polonia fue testigo de los acontecimientos del frente oriental en la Primera Guerra Mundial, entre 1914 y 1915. Trabajó además como enfermera para la Cruz Roja. Pero el curso de la contienda la obliga a ella y a su familia a retirarse a Rusia, desde donde sigue informando. El foco de la actualidad periodística se traslada después a la revolución de 1917, y más tarde a la Segunda Guerra Mundial, en la que vive -y denuncia-, la ocupación nazi del territorio polaco.

Finalmente arruinada acude a la llamada de las fuerzas fascistas en España para un acto en el Burgos del año 1938, y defiende el nacional-catolicismo a pesar de haber defendido la revolución bolchevique y sus ansias comunistas frente a los excesos zaristas.

Sus restos mortales descansan en un cementerio católico en Poznan, Polonia , su patria de adopción, y parece difícil que pudiera descansar en el Panteón de los Gallegos Ilustres, por razones varias que no  se nos escapan…., demasiado conservadora para la izquierda, demasiado comunista para la derecha y finalmente no escribió ni publicó nada en gallego……

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Información