doñaemiliaenfemeninoplural

Trabajo Interdepartamental por Proyectos del aula de Educación Secundaria de Adultos. “No se educa a la mujer sino que se la doma…Cuando se cambie esto, la humanidad entera evolucionará.” Doña Emilia Pardo Bazán

SOBRE LA EDUCACIÓN DE LAS MUJERES

 

Fuente:selbst gemacht Peng 13:30, 5 September 2005 (UTC)

Fuente:selbst gemacht Peng en http://commons.wikimedia.org/

Concepción Arenal profundiza en la cuestión femenina en tres obras: La mujer del porvenir y La mujer de su casa y La educación de la mujer. Expone su visión personal respecto de  la educación recibida por la mujer a lo largo de la historia y en su tiempo

Considera que la ausencia de educación en las mujeres acarrea graves perjuicios como ella misma nos da a conocer en estas palabras:

 “(…) es el abandono, es el temor, es la ignorancia; es la imposibilidad

de ganarse la vida ejerciendo honradas profesiones; es

la miseria que impulsa a la degradación y a la vida airada como

único recurso; es la infamia y el hospital; es el matrimonio

contraído prematuramente, sin cariño, sin elección, por buscar

un apoyo que no puede encontrar en sí propia; es la falta de

autoridad moral dentro del hogar; es el tedio, aquel tedio amargo

e insufrible de una existencia vacía y una vocación errada, que

tan bien describe Stuart Mill en La esclavitud femenina; y es, por

consecuencia del tedio, la pérdida de todo encanto”.

La educación de la mujer, Boletín de la Institución Libre de Enseñanza, T. XVI (1892), p. 305-312.

 

Otro punto en el que discrepa la abogada es el referente a que el fin de la educación femenina sea el de formar buenas madres. Concepción Arenal argumenta que habría que educar al hombre en este sentido: educarlo para la paternidad. La autora de La mujer de su casa llega incluso a sostener que sólo se tendría que formar al sexo masculino en este aspecto, ya que es el sexo que más olvida su deber paternal, mientras que la mujer lo lleva a la práctica por instinto y aún en condiciones muy adversas y difíciles.

Nos indica  doña Concha que el mayor obstáculo que impide en la actualidad el desarrollo total femenino es el ideal del ángel del hogar, de la mujer de su casa  tal y como se venía defendiendo por parte incluso de otras mujeres, como podemos verlo en las siguientes palabras publicadas en las revistas de la época:

 Una mujer de su casa “es el sueño de todo hombre sensato, y el mayor elogio que puede hacerse de una esposa es que no piensa más que en su casa, en su marido y en sus hijos”…

Vid. CONDESA DE CAMPO ALANGE, “Amor, matrimonio y familia”, en La mujer en España. Cien años de su historia, op. cit., p. 79.,

 Según Concepción Arenal  el mantenimiento de este ideal produce que la mujer no desarrolle sus capacidades y sigue siendo una menor de edad, una ciudadana de segunda supeditada a la voluntad masculina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Información