doñaemiliaenfemeninoplural

Trabajo Interdepartamental por Proyectos del aula de Educación Secundaria de Adultos. “No se educa a la mujer sino que se la doma…Cuando se cambie esto, la humanidad entera evolucionará.” Doña Emilia Pardo Bazán

«PERLAS» DE LOS INTELECTUALES COETÁNEOS DE DOÑA EMILIA

5cdcf89156a5ecab1c185d8cef1ff6e5_LARGE

Leopoldo Alas Clarín dice que Insolación es la  peor novela de doña Emilia, y dice de ella:

«una jamona atrasada de caricias”.

Menéndez Pelayo le llamó:

                     “Literata fea con peligro de volverse librepensadora”

Blasco Ibáñez dirá de ella como una alabanza:

 

“Una autora con cerebro de hombre en un cuerpo de mujer”

 Clarín dirá en otra ocasión derrochando gracia y salero:

 “Es como si se empeñara en ser guardia civila”

“para comprender bien a un artista, a un literato…mujer, sería gran ventaja convertirse en  hembra”

«(…) las mujeres literatas deben escribir como hembras (…)»

El «progresista » Manuel Murguía la descalifica de este modo:

“si fuese modesta e imitase en esto de callarse a George Sand y reconociese que por mucho que sepa, es sólo como mujer, y por tanto que sabe de modo imperfecto…”.

Sin embargo Clarín —su acérrimo enemigo, que llegó a llamarla “esa puta” en una carta a Galdós— según recoge la investigadora Eva Acosta llegó a disculparse de alguna manera en estas palabras:

“Muchas de las enemistades literarias que han surgido contra la señora Pardo Bazán tienen su origen en la envidia de varios barbudos sujetos, que no pueden llevar con paciencia que sepa más que ellos una señora de La Coruña”.

Juan García Criado y Menéndez (Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo) dejó para la posteridad esta joya sobre doña Emilia a raíz de la publicación de sus novelas naturalistas como Los Pazos de Ulloa o La Madre Naturaleza

 “Entregada en cuerpo y alma a los desvaríos de la escuela naturalista, se complace en tratar asuntos de dudosa moralidad, refiriendo hechos y describiendo escenas cuya repugnancia excede a toda ponderación, con un desenfado imperdonable en una señora” […]

“Ha conseguido doña Emilia que sus libros se caigan a menudo de las manos y tenga el lector que apartar de sus páginas, poco edificantes, la vista con horror y el estómago con asco “[…]

Fuentes de las citas:

ACOSTA, Eva: Emilia Pardo Bazán. La luz en la batalla, ed.Lumen, Barcelona, 2007

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Información