doñaemiliaenfemeninoplural

Trabajo Interdepartamental por Proyectos del aula de Educación Secundaria de Adultos. “No se educa a la mujer sino que se la doma…Cuando se cambie esto, la humanidad entera evolucionará.” Doña Emilia Pardo Bazán

CONCEPCIÓN ARENAL: «LA PRIMERA FEMINISTA ESPAÑOLA»

                                                                             

Fuente: Basilio en http://wikimedia.commons

Fuente: Basilio en  wikimedia.commons

 

La ex vicepresidenta del Gobierno socialista Teresa Fernández de la Vega ha prologado con una semblanza de Concepción Arenal, considerada la primera feminista española, el libro de Clara Campoamor «El pensamiento vivo de Concepción Arenal», que por primera vez se publica en España.

 De Concepción Arenal y de Clara Campoamor dice la ex vicepresidenta del Gobierno en esta semblanza que «ambas son con toda seguridad las dos mujeres claves, las grandes iniciadoras del feminismo español, las constructoras de un camino por el que después hemos discurrido todas cuantas luchamos por completar en y con la igualdad la promesa de la democracia«.

Titulada «La fuerza del deber», esta semblanza de Fernández de la Vega asegura que a Concepción Arenal «nunca la animó otra ambición que la de aprender y comprender, ni otro objetivo que el de extender la justicia y la filantropía» en la España de su tiempo.

Nacida en Ferrol en 1820 y fallecida en Vigo en 1893, Arenal está considerada la primera feminista española y fue autora de una obra en 23 volúmenes que dedicó en su mayoría al estudio de los problemas sociales de su tiempo, desde la situación de los presos, a la educación, la desigualdades entre hombres y mujeres, la pobreza y la beneficencia.

Por su parte, Clara Campoamor «consiguió, contra la opinión de su propio partido y de la socialista Victoria Kent, que las Cortes Constituyentes de la Segunda República aprobaran el sufragio femenino«, una iniciativa de la que recelaron tanto sectores de la izquierda como de la derecha.

Aunque Clara Campoamor tuvo que huir de la zona republicana en 1936 temiendo por su vida, nunca pudo regresar a España tras la Guerra Civil, y estuvo exiliada en Suiza y Argentina, donde su obra «El pensamiento vivo de Concepción Arenal» se publicó en 1939.

El libro de Campoamor sobre Arenal consta de dos partes, un primer ensayo sobre la figura y la obra de la pensadora gallega que reivindica sus ideas como un «pensamiento vivo» para el siglo XX y, como segunda parte, un recorrido antológico por la obra de Concepción Arenal.

«Concepción Arenal hubiera sido una mujer extraordinaria en todas las épocas» y en cualquier país del entorno europeo, según comienza afirmando Campoamor en su ensayo sobre la pionera gallega, para situarla en la España de mediados del siglo XIX, un momento en el que considera que su labor fue «heroica» tanto desde el punto de vista del pensamiento como de la acción social.

Campoamor recuerda que, en la época de Arenal «la mujer es considerada una ilota del pensamiento» y que aún pervivían en España los valores de la generación intelectual del siglo XVIII y el famoso aserto de Leandro Fernández de Moratín: «¿Una mujer que piensa? ¡Quita de ahí!».

Las peculiaridades que hicieron posible que fraguara una personalidad como la de Concepción Arenal fueron, según Clara Campoamor, «un talento excepcional, sólida fuerza moral y espiritual, originalidad de pensamiento y voluntad infatigable; y en su acción, un equilibrio y ponderación que, dando serenidad a su obra, en nada menguaba la gran pasión por los empeños».

En la antología escrita por Campoamor hay fragmentos de sus «estudios penitenciarios», en los que expresó su convencimiento de que todas las penas deben ser «correccionales» y de los dedicados a a las relaciones entre hombres y mujeres, así como a las causas, efectos y remedios de la pobreza, y de la prostitución.

La antología incluye a su término una autodefinición de Concepción Arenal en la que se reconoce «radicalmente reformista» y «resueltamente antirrevolucionaria», al condenar «la apelación a la fuerza para derribar el poder constituido en la España de Europa».

Fuente:   EL PENSAMIENTO VIVO DE CONCEPCIÓN ARENAL. PRÓLOGO DE BLANCA ESTRELLA RUIZ. SEMBLANZA DE MARÍA TERESA FERNÁNDEZ DE LA VEGA, Editorial Renacimiento, 2013

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Información