labtic

Proyecto colaborativo internacional sobre los movimientos migratorios a lo largo del s. XIX y XX entre Argentina y España.

Los hermanos García Naveira: “Los Francmasones”

       http://anuariobrigantino.betanzos.net/

http://anuariobrigantino.betanzos.net/

                                                                                                                                      

Los hermanos García Naveira, Juan (1849-1933) y Jesús (1853-1912), nacieron en Betanzos, en los años 1849 y 1853 respectivamente. Eran hijos de unos humildes labradores (José y Joaquina). De estos hermanos poco se sabe de su vida antes de establecerse en su país de destino.

Siguiendo con el oficio de la familia eran labradores antes de partir a Argentina, sobre 1870. Se fueron en años diferentes, primero se fue Juan, que fue el precursor de toda su fortuna.

Sin saber leer ni escribir, Juan aprovechó los medios que le ofrecía la educación argentina y acudía a clase en una escuela nocturna tras una dura jornada laboral.

En 1875 ya habían fundado una importante firma en Buenos Aires y en 1886 la empresa de importaciones hoy conocida como Echegaray Arriarán y CIA, S.A. Posteriormente participaron con diversas empresas y fueron consejeros de importantes empresas y bancos argentinos.

Fueron unos emigrantes triunfadores y a su regreso, en 1983, no quisieron quedarse con toda su fortuna para ellos y los suyos, sino que la compartieron con sus compatriotas. Por su infancia y por las miserias que tuvieron que pasar antes de enriquecerse es lógico que se volcaran sobretodo con las clases más desfavorecidas de la sociedad de la época. Se centraron en combatir el paro creando puestos de trabajo con la construcción de fundaciones como residencias de ancianos, escuelas gratuitas, casa sindical, residencias para niñas con deficiencias, etc. Además regalaron a los obreros del pueblo su Casa del Pueblo.

Estos hermanos eran hombres de mundo, porque además de su etapa en Argentina viajaron constantemente, acentuando su carácter progresista y liberal. Adquirieron un estilo cosmopolita y democrático que reflejan en sus obras.

En el año 1911 el Ayuntamiento de Betanzos, en agradecimiento por sus aportaciones, solicitó para ellos la Gran Cruz de la Orden Civil de Beneficencia. Esta condecoración la pudo recoger dos años más tarde solamente Juan, porque Jesús había fallecido el año anterior. En 1937, el Ayuntamiento renueva agradecimiento a los hermanos y coloca una placa en la casa que habitaban, en la actual Plaza García Hermanos.

       http://anuariobrigantino.betanzos.net/

http://anuariobrigantino.betanzos.net/

Al fallecer Don Juan muchas fueron las palabras de tristeza por su pérdida y muchas fueron las menciones y agradecimientos a su obra (que son aplicables a ambos hermanos). Un periodista de la Voz de Galicia, Tomás López Da Torre, publicó el 10 de marzo de 1933 el siguiente escrito a su memoria:

 “Fue el filántropo por antonomasia. Frente a la típica sordidez del capitalismo local, destacó su generoso desprendimiento ininterrumpido. Dignificó el dinero. Su vida en Betanzos fue una maravillosa lección de amor al terruño y amor al prójimo. De trato llano, modesto, sin afectación se complacía en la relación amistosa con los humildes. Pródigo millonario, a nadie lastimó con sus riquezas, antes procuró aliviar con ellas las dolencias y desigualdades humanas. En pocas ocasiones podrá decirse con mayor justicia que el pueblo está de luto”.

Tras el fallecimiento de los hermanos, muchos han analizado sus obras y en ellas han encontrado algunas “pistas” de la pertenencia de los hermanos a la logia masónica. Además esta hermandad es conocida por su actividad filantrópica y vinculación a la caridad y la enseñanza, rasgos que Juan y Jesús cumplían. Pero pese a la simbología encontrada en sus obras (sobre todo en el Parque del Pasatiempo) y a los rasgos personales, no se han encontrado pruebas de su pertenencia a la masonería. Esto podría deberse a la eliminación de escritos masónicos durante la Guerra Civil y el franquismo, pero también hay cosas que contradicen esta afirmación, porque siempre se mostraron respetuosos a la iglesia, incluso fueron bendecidos por León XIII y es conocido el carácter anticlerical de la orden masónica.

Existen datos a favor y datos en contra sobre este tema, pero de lo que no cabe duda es que los vecinos de Betanzos y el pueblo en sí fueron enormemente beneficiados y embellecido por la obra de estos dos indianos hermanos [1] [2].


[1] http://es.noticias.yahoo.com/blogs/arte-secreto/o-pasatempo-un-extravagante-parque-tem%C3%A1tico-en-betanzos-084942863.html
[2] http://anuariobrigantino.betanzos.net/Ab1999PDF/1999%20395_434.pdf

In a different format, you’re likely to spot something woodlands homework help you didn’t notice before

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *